Páginas

miércoles, 4 de marzo de 2015

Hans Heinz Ewers: La mandragora

Cuando se aborda el genero fantástico sobrenatural, el clásico, el de monstruos que nos estremecían en blanco y negro, nos vienen rápidamente a la mente Frankenstein, Dracula, la Momia, el jinete sin cabeza, el Golem, Nosferatu hombres lobo de diversa índole, incluso, a veces, al fantasma de la Opera (el cual no se porque se le engloba junto a estos, cuando el único pecado que cometió el pobre hombre fue ser feo de cojones); en resumen, se nos vienen a la mente los monstruos de las barrocas películas de serie B de la Hammer, o el gran Vincent Price o Christopher Lee, que dignificaron el genero hasta un punto inabordable. Pero, les aseguro que nadie les mencionara a Alraune, la mandragora, la mujer cuya atracción lleva a cualquier hombre a la perdición.

Esta novela, escrita por el olvidado escritor alemán Hans Heinz Ewers, es una de las mejores novelas fantásticas jamas escritas y, al mismo tiempo, de las mas extrañas dentro de un genero de por si extraño. Aun manteniendo siempre un tono medianamente gótico, decadentista, propio de finales del siglo XIX y principio del siglo XX, Ewers se distancia completamente de autores como Bram Stoker, o Mary Shelley, dotando a su obra de un humor negro característico y toque barriobajero que contrasta muy bien con los chapiteles, los murciélagos y los cementerios herrumbrosos de la literatura gótica. Veamos la historia.
Franz Braun es un estudiante tarambana sobrino del gran científico Ten Brinken, con el que, luego de una pelea tras una borrachera, le reta a diseñar y dar a luz una mandrágora humana, un ser capaz de traer dinero y suerte. Para ello, Franz y su tío inseminan a una prostituta, Alma, con el semen de un ahorcado, y de esta sacrílega unión nacerá Alraune, una joven tan beneficiosa como letal. ¿No me digáis que no es buena trama para una película de la Hammer? Y, sin embargo, salvo dos o tres adaptaciones de la época del expresionismo alemán, nunca fue llevada el cine con éxito. Ojala volvieran a animarse...

El autor si que parece sacado de una peli de la Hammer

La novela se divide en tres partes: el "nacimiento", la vida de Alraune con el doctor, y el final, separado cada parte por una carta que escribe Franz Braun a una desconocida, cuya identidad no puedo decir (spoiler muy muy feo). Toda la obra esta escrita con esa mezcla de humor negro y mala leche que antes he mencionado y un simbolismo esteticista (el estilo literario, del otro me imagino que también habrá, pero en semiotica soy horrible) , como un Oscar Wilde muy oscuro. Este humor, al contrario de lo que parecería en una obra de este genero, no desentona para nada, y esto se debe en gran medida a los personajes que, en resumen, son a cada cual mas hijo de puta. Franz Braun, alter ego de Ewers (una biografía suya si que daria para una película) un irresponsable, manipulador, ex-presidiario, interesado y sin vergüenza; Ten Brinken, viejo verde, pervertido, avaro y explotador; incluso la propia Alraune, aun siendo el personaje mas trágico, es también un muy mal bicho. Pero no todos los personajes son así, obviamente, también hay personajes con moral y nobles... y ninguno de ellos acaba bien; las moralejas de Ewers no son de peli Disney: el que no jode, se deja.

Aunque cuando Disney dice de ponerse intensa... se pone intensa
No obstante, pese a todas las virtudes que tiene la novela, una estética moderna, pero oscura y gótica, unos personajes entrañables por lo canallesco y un estilo ácido y cínico, también tiene sus fallos, y estos se encuentran en el titulo y el final. He dicho antes que Alraune es el personaje mas trágico de la obra, y si, lo es, pero esta tragedia se construye al final de forma muy precipitada, en un afán de redención que queda algo cursi para el tono que la novela manejaba durante los dos primeros tercios. Si eres capaz de lidiar con un final algo decepcionante, esta novela te fascinara tanto como a mi, por su humor, por su atmósfera y personajes, y te hará descubrir al arquetipo primigenio de "femme fatale", y al autor alemán menos germano de toda la historia de la literatura.

Hay mucho de esto en la novela

1 comentario:

  1. Hola! Me ha parecido muy interesante tu entrada. Justamente vengo de acabar la novela y andaba buscando algun otro lector fascinado con quien compartir comentarios. Sin embargo, por azares de la vida lo he leido en francés -que domino pero no es mi lengua materna- y creo que me he perdido algunos detalles; por ejemplo, no he entendido los entreactos (necesito tu spoiler) ni tampoco el final. HELP!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...